fr english español

La Casa

La Piscina

Desde los primeros dìas de la primavera hasta los últimos dìas del otoño calientàmos la piscina para que pueda disfrutarla al màximo !

A lo largo del año . el Spa (37º) para 5 personas

Con el buen tiempo : la piscina y la zona de desayuno.

Desde los primeros dìas de la primavera hasta los últimos dìas del otoño calentamos la piscina para que pueda disfrutarla al máximo !

Jardines y Parque

Como telón de fondo los Pirineos... las areas verdes de la propiedad tienen muchas plantas, unas con sus preciosas flores y otras con sus aromas sutiles.

Historia de la propiedad

El origen de Domaine les Magasins se remonta a finales del siglo XVIII.
Las tierras circundantes, propiedad desde aproximadamente 1650 por la familia señores de Bram, Lordat, formaron una finca de 39 hectáreas propiedad de un aparcero y bordeada desde 1681 por el Canal Real de los dos mares (Canal du Midi).
En 1766, Louise-Marguerite Colbert, de Seignelay, viuda de Joseph-Marie de Lordat, tuvo la idea de aprovechar el tráfico de mercancías que transita diariamente por el canal, a un lugar llamado Bram Port.

Le dio un contrato de arrendamiento a Antoine Barascou, un comerciante de Castelnaudary, una gran parcela de tierra; para él construir "una tienda" para almacenar, antes de su transferencia en las barcazas del Canal du Midi: trigo, madera, hierro y otros bienes.
Esta tienda también incluyó alojamiento para uno o más empleados o sirvientes, un patio, un establo y en general todo lo que se requerirá para la operación y el uso de dichas tiendas. "El trabajo comenzó, pero el comerciante fue chaurien por varias razones, incapaz de llevarlas a cabo.

Después de un juicio que duró seis años (desde 1778 hasta 1784), el conde François de Lordat recuperó la tierra y completó la construcción de los edificios en 1785 según un plan redefinido. Hasta la segunda mitad del siglo XX, este grupo de edificios experimentó pocos cambios, principalmente relacionados con desarrollos en la granja contigua.
Cayendo en la ruina durante unos diez años, la finca se ha renovado y se ha adaptado internamente a la vida moderna de hoy.